Blog

Twitter podría quebrar: 4 Lecciones que podemos aprender

Twitter podría quebrar. Los problemas de la red social parecen una película de la que cualquier emprendedor puede sacar valiosas lecciones.

 

Quizás hayas oído en los medios y en las redes sociales la noticia de que Twitter está sufriendo una debacle. Los problemas de esta red social se agudizaron a inicios de Septiembre del 2016, cuando empezaron los rumores de que se había puesto en venta. Días más tarde surgieron los nombres de los posibles compradores, algunos tenían más sentido que otros:

  • Google
  • Disney
  • Salesforce
  • Microsoft
  • Apple

Pero de estas empresas, aparentemente nadie se animó a comprar una red social que no ha encontrado la ruta para retener a sus usuarios. ¿Qué lecciones podemos aprender del mal momento de Twitter? Aquí te presentamos 4 problemas que está enfrentando la red social y las lecciones que nos dejan:

 

Uno. Twitter podría quebrar por falta de innovación 

Cuando Twitter nació, no muchos la entendían. Era esa red social diferente, fresca, sólo para los geeks y los early adopters. Y a pesar de eso, en corto tiempo se posicionó como una de las redes sociales más importantes. Pero el problema principal es que, desde su primera versión, no han habido cambios significativos que mantengan el interés de los usuarios. La falta de innovación ha hecho que las nuevas generaciones no estén tan interesadas en tuitear.

¿Te acuerdas de la primera versión de Facebook que usaste? Seguramente es muy diferente a la que usas ahora.

Lección: No es suficiente con lanzar una empresa con una idea innovadora y acomodarse. La innovación debe volverse un estilo de vida de tu empresa. La innovación no es un cambio monumental, sino una cultura de mejora continua, micro-mejoras constantes.

 

Dos. ¿Cómo responder ante la competencia?

Si retrocedemos unos 5 años, Facebook y Twitter dominaban fuertemente el panorama de las redes sociales. Pero hoy, el pastel tiene que dividirse en más de 10 redes sociales, todas peleándose por tu atención y tu tiempo de uso.

Snapchat e Instagram se están peleando el segmento de los adolescentes, y dentro de poco Peach y Musical.ly van a empezar a dar batalla en Latinoamérica.

Todas estas nuevas plataformas están ganando usuarios jóvenes que no entienden Twitter, una red social muy bien posicionada entre el público adulto, pero que no ha sido capaz de atraer a los millennials más jóvenes, o más bien, a la generación Z.

Lección: Cuando encuentres competencia, debes armar un plan de respuesta. Así como Facebook lo está haciendo con Snapchat. Quizás no puedes ofrecer el mismo beneficio que tu competencia, pero siempre habrá algo que tu puedes hacer mejor. Y tu trabajo es encontrar ese algo (Extra tip: que tu única ventaja no sea el precio).

 

Tres. Twitter no ha logrado convencer a los inversionistas

Parece que todos los problemas se reducen a un tema: no users, no money. Irónicamente a los inversionistas de Sillicon Valley les importa más el crecimiento de usuarios que la generación inmediata de ingresos, porque saben que las audiencias que crecen, se pueden monetizar después.

 

 

Debido a la falta de innovación, el número de usuarios no ha podido crecer como Twitter esperaría, y esto ha significado que el precio de sus acciones esté en picada.

Como muestra esta gráfica, cuando Twitter se lanzó a la bolsa a finales del 2013, la acción llegó a costar cerca de $70. Hoy el precio de la acción ronda los $17.

Twitter podría quebrar

Otro aspecto que ha dificultado el tema para Twitter es el costo de la pauta. El otro día intenté anunciarme en Twitter y según el pronóstico que la misma plataforma me brindó, cada nuevo follower tendría un costo de alrededor de $1.50. Es demasiado considerando los precios más accesibles de anuncios en Facebook.

Leccíón: El titulo “emprendedor” es lindo, pero asegúrate de que no sólo sea un título. Debes tener clara la idea de cómo logras hacer dinero. No es un tema de avaricia. Es un tema de supervivencia. Los negocios que sobreviven, son los que logran generar ingresos.

 

Cuatro. Jack Dorsey, CEO de Twitter, tiene dos trabajos

Si te menciono a Bill Gates, automáticamente lo relacionas con Microsoft. Si piensas en Mark Zuckarberg, fácilmente lo relacionas con Facebook, y nada más. Pero Jack Dorsey se tiene que dividir entre dos empresas: Twitter y Square, una empresa que vende dispositivos para cobrar desde tu celular.

¿Realmente te puedes enfocar en dos proyectos si el primero está teniendo serios problemas? La respuesta en casi todos los casos, será que no.

Lección: si el proyecto que más te está representando ingresos está en riesgo, no empieces otro proyecto. Cuando tengas un negocio estable que ya genere ingresos sólidos, puedes pensar en otros proyectos. Pero no inicies un segundo negocio cuando no has logrado solidificar el primero.

 

Al momento de escribir este artículo, aún está fresca la noticia de que Twitter decidió cerrar Vine, la red social de videos de 6 segundos, y que despedirá a más de 300 empleados. Todo esto en un esfuerzo por eliminar el peso extra para recuperar el vuelo.

Si bien es una posibilidad el hecho de que Twitter podría quebrar, Aun con estos problemas, la red social tiene una masa crítica de usuarios que la han convertido en una extensión de su forma de comunicarse. Hay millones de personas que no podrían pasar un día sin Twitter. Difícilmente Twitter desaparecerá. Al menos no en el corto plazo, pero las lecciones de sus problemas pueden ayudarnos a evitar que nuestro proyecto se quede sin alas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *