¿Ya no valen los esfuerzos offline en este mundo cada vez más digital? ¡Depender sólo del marketing digital sería un error! Te contamos cómo hacer “unplugged marketing”

En esta era de emprendimientos y startups, parece obligatorio estar en redes sociales, quizás siguiendo aquella idea de que “si no estás en internet, no existes”. 

Mientras esta idea no es del todo descartable, los negocios más prósperos que conozco, crecieron sin redes sociales. Es más, la gente más próspera y feliz que conozco, ¡No usa redes sociales!

Si nos has leído, sabes que en ProyectaPrint somos pro tecnología. De hecho somos consultores de estrategia en redes sociales. Pero sería un error pretender que vas a conseguir los clientes que necesitas sólo a través de Facebook y quedarte de brazos cruzados en el mundo real.

Así como los conciertos acústicos te nos ofrecen una experiencia única, el marketing offline es un aspecto que no podemos descartar si queremos hacer crecer un negocio. Y es muy fácil. Esto es más práctico de lo que te imaginas.

Por eso, aquí te contamos 4 formas de cómo hacer “unplugged marketing“:

 

1.Vuélvete tu Marca

¿Tienes algún conocido al que le apasiona determinado tema? Tengo un amigo al que todo el mundo le dice ChepeChé, y le apasiona  el fútbol. Chepe vive y sufre los partidos, lee noticias, escucha analistas, y se sumergió en el fútbol a tal punto que prácticamente se volvió un experto. Y tocarle el tema del fútbol es prepararse para escucharlo una hora.

Pero, si algún amigo tiene una duda de fútbol o quiere organizar un campeonato, la primera persona a quien tienen en mente, definitivamente es ChepeChé.

Ahora apliquemos esto a tu negocio. Debes apasionarte tanto por lo que haces, que cuando tengas la oportunidad, menciones que te dedicas a prestar determinado servicio, de tal manera que cuando ellos tengan una necesidad relacionada a lo que tú haces, automáticamente te tengan a ti en mente.

El punto es: ¡que no te de pena hablar de lo que haces! Es increíble la cantidad de gente que nunca habla de los servicios que presta, porque le da pena.

Identifica tus “keywords”, esas palabras que dirigen la conversación hacia los servios que prestas.

 

2.    Haz tu Tarjeta de Presentación

Las redes sociales van y vienen, se ponen de moda y luego pasan (si no, que lo diga MySpace o Hi5). Pero la tarjeta de presentación no ha perdido vigencia. Exaprint le llama “la eterna”.

Una tarjeta de presentación no es un volante con 20,000 productos. Con tu tarjeta de presentación cuentas de forma rápida:

  • quién eres
  • a qué te dedicas y
  • cómo te pueden contactar.

He estado en 3 eventos en los que se me olvidó llevar mis tarjetas de presentación y realmente fue un error, por las oportunidades de hacer conexiones importantes.

Tener una tarjeta de presentación te eleva a un nivel profesional.

Elaboración Tarjetas de presentación

Tarjeta de presentación elaborada para la experta en cuidado de la piel Mariana Regil.

Ten en cuenta que la tarjeta de presentación, muchas veces es el primer contacto con un cliente potencial y es la representación física de la calidad de tus servicios. Si tu tarjeta se ve profesional, te tomarán como profesional. Si tu tarjeta se ve de mala calidad, pensarán de forma similar de tus servicios.

Existen varios tipos de tarjetas de presentación, y pueden ser tan formales como necesites, o tan creativas como tu presupuesto te lo permita.

 

3. Manten un Muestrario de tus Productos o Servicios

La idea de un Portafolio pareciera que solo aplica para ciertas profesiones u oficios, pero mira el caso de Antonio Sequén.

Tono es un amigo que se dedica a la albañilería y ha trabajado en incontables proyectos de construcción, no solo en el levantamiento de la obra gris, sino en encargos de acabados finales (lo recomiendo).

Lo que ha llevado a Tono a conseguir más clientes que otros albañiles es que cada vez que termina un proyecto, le toma una foto, la imprime y mantiene un álbum de proyectos. ¿Hasta suena un poco hipster, no?

Claro, muy probablemente tu no eres albañil, pero puedes pensar en un portafolio. Por ejemplo, Mariana Regil nos pidió que trabajáramos un menú de servicios. Nunca nos habían pedido eso pero nos pareció una muy buena idea, porque la mayoría de sus clientes no usan internet tan activamente como tu o yo.

Diseño e impresión en Guatemala

 

 

4.    Mantente Visible
Las empresas pagan mucho dinero por publicidad, pero una forma muy económica de darte a conocer, es patrocinar alguna causa o algún evento con tus servicios.

Ofrece tus servicios ad-honorem para algún proyecto caritativo, una iglesia o una ONG que los necesite, a cambio de una pequeña mención. Con esto, no solo lograrás buena imagen para ti, sino estarás colaborando con la sociedad, lo cual puede darte a conocer y generarte más contactos.

 

Y por último ¡Toma fotos de todo lo que hagas en la vida real! Lo que ocurre en el mundo real es como un buen concierto unplugged. Se siente tan natural, tan real, y las historias que ocurren offline constituyen el mejor contenido que puedes compartir después en tus redes sociales.

 

Espero que estas ideas te hayan servido y espero que las puedas poner en práctica para concretar más proyectos que te representen más ingresos.

Déjanos tus comentarios y empecemos la conversación!