¿Estás pensando en un negocio? ¿Estas buscando ideas para el nombre de tu empresa?

Este artículo quiero compartirte 5 conceptos importantes que debes tomar en cuenta al buscar el nombre de tu empresa (estos tips también aplican para el nombre de tu producto, servicio, app, sitio web, y todo aquello que requiera un nombre estratégico).

 

1. Define la personalidad de tu negocio

Al igual que toda persona, las empresas tienen una personalidad según sus valores y su enfoque para ofrecer productos/servicios.

¿Tu negocio es alegre o formal? ¿Popular o elegante? ¿Tradicional o Moderno? En el nombre de estas empresas se percibe su personalidad:

  • Victoria’s Secret (elegante y místico)
  • Skillets (skillet significa sartén, lo que nos da la idea de alguien enfocado en la cocina).
  • Amazon (abundante, vasto, tiene diversidad)
  • Johnnie Walker (casual pero con un toque elegante)
  • Office Depot (moderno, internacional)

Definir las cualidades de tu negocio te dará un mejor contexto no solo para el nombre, sino para desarrollar tu logotipo más adelante. Determinar la personalidad de tu negocio o producto, te ayudará a encontrar opciones que no sean tan obvias.

 

2. Busca asociaciones de conceptos.

Una buena forma de encontrar un nombre creativo es tener un claro entendimiento de qué necesidad satisface tu negocio o producto.

No eres una empresa que vende seguros, eres una fuente de protección. Una vez que defines en qué o cómo ayudas a tus clientes, puedes buscar ideas que estén indirectamente asociadas con las necesidades que tu negocio soluciona. Usa metáforas para encontrar opciones de nombres que representen una de tus cualidades. Por ejemplo:

Seguros el Roble (el roble es un árbol sólido, fuerte y con una copa frondosa que brinda protección).

Transportes Galgos (el galgo es quizás la raza más veloz entre los perros).

Claro (claro significa sin interferencias, fácil de entender. Siendo una compañía de telefonía, tiene mucho sentido).

Vale la pena mencionar que con tu nombre, estás haciendo una promesa. ¿Tienes lo que se requiere para cumplir con esa promesa?

Toma en cuenta que quedarse sólo con la metáfora es una técnica muy vieja. Lo ideal es que puedas combinar esta metáfora con otra palabra para lograr una combinación creativa.

 

Dan Rose explica en el blog Creative Bloq que los mejores nombres de apps usan la convención de combinar la función básica del app con una palabra que represente alguna característica de la herramienta de forma creativa. Mira estos ejemplos:

  • Pinterest (Pin + Interest)
  • Duolingo (Duo (Dos) + lingo (lenguas))
  • Evernote (Ever (siempre, constante) + note (nota))
  • TeamBox (Team (equipo) + box)
Ayudamos a uno de nuestros clientes en el proceso de buscar nombre a partir de la idea inicial de "Luz". A partir de esa idea, expandimos las opciones buscando elementos que se relacionaran indirectamente.

Ayudamos a uno de nuestros clientes en el proceso de buscar nombre a partir de la idea inicial de “Luz”. A partir de esa idea, expandimos las opciones buscando elementos que se relacionaran indirectamente.

 

3. Asegúrate de que el nombre de tu empresa sea fácil de pronunciar

Existe una tendencia que consiste en adoptar nombres en idiomas extranjeros. Nosotros mismos adoptamos la mitad de nuestro nombre en inglés. Si bien no hay nada de malo en eso, solo asegúrate de tener una razón válida para usar un nombre en otro idioma y ante todo, que sea fácil de pronunciar. Piensa en la gente que va a escribir un cheque o va a emitir una factura. ¿Seguro que no tendrán complicaciones? Si tu negocio se va a llamar Turquoise  en un país de habla hispana, es probable que varias personas tendrán un serio problema de pronunciación.

Parecería que esto solo aplica para paises en donde se habla español, pero ¿han notado que varios negocios en Estados Unidos buscan nombres en francés para proyectar exclusividad? Independientemente de dónde estés, lo importante es asegurarte que tu público objetivo no tenga ningún problema para pronunciar el nombre de tu empresa.

La importancia de la pronunciaciabilidad de un nombre radica en que la gente se siente cómoda con aquello que puede pronunciar fácilmente sin temor a decirlo mal en público. La gente quiere asociarse con aquello que le suena familiar. Es mucho más fácil recordar los nombres cuya pronunciación no representan un reto verbal.

 

4. ¿Ya viste a tu competencia?

Como mencionamos al principio, es muy probable que existan negocios que ofrecen lo mismo que tú, y si no fuera así, existen negocios que atienden necesidades similares. Haz un sondeo rápido de los nombres de tu competencia y analiza sus pros y contras. Puedes pasarles este pequeño examen:

oooA. ¿Tienen un nombre creativo?

oooB ¿El nombre te sugiere una idea del tipo de servicios/productos que ofrecen?

oooC. ¿Se percibe fácilmente una personalidad en el nombre?

oooD. ¿Es fácil de pronunciar?

En los tiempos en que vivimos, es ideal que hagas este sondeo tanto en la guía telefónica como en Google y redes sociales. El escoger un nombre único te asegurará que el nombre esté disponible para el URL de tu sitio web y las redes sociales que quieras utilizar. Y cuando compres el dominio de tu sitio, inclinate por el .com en vez del .net o .info (si puedes ¡compra los 3 de todos modos!) Tu sitio tendrá más credibilidad si es percibido como un sitio en el que se invirtió para el .com.

Hacer este sondeo te evitará escoger un nombre que ya está en uso y te dará un parámetro de cómo te puedes diferenciar de tu competencia desde el nombre.

 

5. No limites tus posibilidades de crecer

Ten cuidado de escoger un nombre demasiado específico que limite tus posibilidades de ampliar la gama de tus servicios. También es recomendable evitar nombres geográficos que te limitarían expandirte a otros países en el futuro.

En resumen, no hay una fórmula mágica para tener el nombre ideal, pero sí puedes ser estratégico siguiendo estos 5 tips. Define la personalidad de tu negocio, busca asociaciones o ideas que representen lo que haces, asegúrate de que tu nombre sea fácil de pronunciar, observa a tu competencia y no limites tu crecimiento.

Por último, una buena reflexión de uno de los autores que más admiro:

“Deja de enredarte en tratar de inventarte un nombre genial. Claro, un buen nombre te da ventaja, pero al final del día, si tu producto es malo, tu nombre no significa nada. Empieza a enfocarte en lo que estás entregando a tus clientes y cómo lo estás entregando. Cuando la gente oiga tu nombre, no pensarán lo creativo o inteligente que suena; ellos lo asociarán con la experiencia que están teniendo. Así que, deja de preocuparte del nombre y empieza por preocuparte por el producto.”

-Gary Vaynerchuck, (Stop Worrying about the Name)

 Te deseamos la mejor de las suertes en el inicio de tu negocio. ¡Animo y bendiciones!

 


Ilustración de la imagen destacada: George Bokhua