Muchas veces creemos que para una buena estrategia digital hay que tener un gran presupuesto. ¡Falso! Cualquier negocio por pequeño que sea, puede armar una estrategia de marketing exitosa, si sigue estas buenas prácticas.

Hoy en día, los emprendedores tienen muchas formas de aprender sobre estrategias de marketing tanto en buscadores como en redes sociales: videos, podcasts, blogs, etc.

Si tienes una pequeña o mediana empresa y deseas que tus clientes conozcan tu negocio en el mundo virtual aquí te compartimos una lista de 5 consejos que te ayudarán a triunfar tanto online como offline.

 

1. Planifica, no improvises

¿Alguna vez has improvisado una presentación? Cuando tengo que dar una plática y no me preparo, casi puedo asegurar que a media plática se me acaban los argumentos, o empiezo a usar esas molestas muletillas “eeehm”, “pues”, etc.

Louis Armstrong, de los pocos que podía improvisar

Sería bueno que todos pudieramos improvisar como Louis Armstrong. Pero sólo los genios pueden saltar al escenario sin planear.

Sucede igual con cualquier estrategia de Marketing Digital. Si no planificamos antes de lanzar una campaña o estrategia digital, sucederán dos cosas:

  • Nos quedamos a medias y no sabremos cómo continuar.
  • No sabremos si realmente causamos algún impacto.

Y la única forma de saber si logramos algun impacto es definir primero los objetivos de la estrategia. Por ejemplo, puedes encontrarte una imagen muy cómica para compartirla en Facebook, pero si esa imagen no responde a un objetivo definido para compartirla, estás improvisando.

Para definir los objetivos, te aconsejamos que estos tengan las características SMART:

  • Specific (Especificos)
  • Measurable (Medibles)
  • Achievable (Alcanzables)
  • Realistic (Realistas)
  • Time specific (Tiempo definido)

También necesitas analizar qué necesita el mercado a través de herramientas claves como Google Trends, en donde se recogen las últimas tendencias de las búsquedas en internet. Esta herramienta te da una gran oportunidad para crear una campaña acorde con los intereses actuales de nuestro público objetivo. ¿Sabes qué me da miedo de Google Trends? Es una herramienta tan buena que incluso te puede llevar a darte cuenta que tu negocio va por mal camino. En una ocasión, investigando en Google Trends nos dimos cuenta que nadie estaba buscando un producto en el que habíamos puesto todas nuestras esperanzas. A través de esta herramienta pudimos detenernos y darle un nuevo enfoque a ProyectaPrint.

2. Crea el contenido

Recuerda que debes poner a tu audiencia primero. Una estrategia de marketing no se trata de lo que tu quieres decir, sino de lo que tu audiencia quiere escuchar. Es aquí donde entra en juego el conocido marketing de contenidos que consiste en volverse útil (Youtility, es el nombre del libro de Jay Baer) a través de materiales únicos, gratuitos y sobre todo, que ayden de nuestro target a ser mejores, a superarse, a aprender algo. Puede ser que te estrese la idea de tener que crear contenido, pero piensa que el contenido puede ser algo tan elaborado como un blog, o un video, o tan simple como una foto, sobre todo ahora que los memes están de moda, ¡No te compliques! Sólo toma en cuenta que tu contenido vaya alineado con la personalidad de tu marca.

El contenido puede ser tan simple como una foto.

El contenido puede ser tan simple como una foto.

Si tú compartes contenido útil, o que inspire o entretenga, tus clientes potenciales empezarán a considerarte una fuente confiable de información, lo que generará confianza y a la larga es mucho más posible que se conviertan en clientes, o que estén dispuestos a referirte con sus amigos. Sin duda el gran protagonista en este tipo de marketing es el vídeo, sobre todo los que en muy pocos segundos derrochan una gran creatividad. Por esta razón, la red social de videos Vine se convirtió en un éxito instantáneamente, comparado con el tiempo que le tomó a Facebook posicionarse. Recuerda, cada contenido debe tener su propio objetivo y debe cumplir una determinada función dentro de la estrategia global. La idea es mejorar el engagement de los usuarios y el posicionamiento SEO. Por otra parte, la popularidad de los dispositivos móviles hace que una buena estrategia digital tenga necesariamente que generar contenido totalmente adaptado a la navegación móvil.

3. Escoge tus canales

¿Has notado el nuevo slogan genérico y prefabricado de muchas empresas? “Siguenos en Facebook y Twitter”. Como si esos fueran los únicos canales de comunicación. Gary Vaynerchuck reta a los emprendedores a pensar más allá de Facebook y Twitter. ¿Qué tal una estrategia en Pinterest? Yo respeto mucho a C’SANTOS por ser de las pocas empresas que tienen una estrategia definida en Instagram.

Obvio, Facebook y Twitter son las redes sociales más populares, pero según tu tipo de negocio, puedes encontrar otras redes sociales que se adaptan más a tu negocio. ¿Ya viste la estrategia de márketing de Aceite Ideal en Youtube?


 

Y en este aspecto de escoger canales, algo que te hará triunfar es que no pienses en las redes sociales como canales de comunicación (eso es TV y prensa) sino más bien, canales de interacción. He visto a muchas marcas que se dedican a publicar y publicar pero nunca contestan los comentarios ¿Es eso realmente ser social?

 

4. Mide los Resultados

Este punto está estrechamente ligado con el primero: Definir los objetivos.

Una vez puesta en marcha la estrategia es fundamental hacer un seguimiento de los resultados que se van obteniendo para poder calcular el ROI, es decir, el retorno sobre la inversión realizada.

Puedes hacer un conteo fácil de la respuesta de tu audiencia, como likes, shares, etc. El siguiente paso, es profundizar a aspectos más específicos:

  • Tráfico generado
  • Tasa de conversión.
  • etc,

Para ello podemos valernos de herramientas como Google Analytics; True Social Metrics, para analizar el estado de la campaña en todas las redes sociales; Social Mention para hacer un seguimiento gratuito de los comentarios sobre nuestra marca en tiempo real; Addictomatic para recoger los diálogos generados en base a una determinada temática; SocialBro ideal para conseguir estadísticas de Twitter; Crowdbooster, muy útil para medir campañas y realizar informes; y SocialBakers, una herramienta para compararnos con la competencia.

 

5. Recurre a Profesionales

Es natural que al principio tu presupuesto sea limitado, y muchos de estos pasos los harás tú o alguien de tu equipo. Pero las tareas de Marketing no deben consumir el 100% de tu tiempo.

Poner en marcha una estrategia digital coherente y efectiva requiere muchas veces de la ayuda de profesionales. Es por ello que recurrir a empresa especializadas, realizar cursos de formación o contratar a profesionales freelance para la fase de diseño e implementación a través de páginas web de empleo es, sin duda, un factor clave para conseguir resultados eficaces.

Cuando tu empresa crezca, te interesarán temas como estrategias de RTB (subasta en tiempo real) para conseguir espacios publicitarios a bajo coste o la utilización de herramientas de retargeting y de segmentación por comportamiento, para seguir a los usuarios que han visitado nuestra página y para dirigir nuestra comunicación al público al que queremos llegar. Estos son solo algunos de los instrumentos con los que los profesionales del sector pueden optimizar una estrategia digital.

Resumiendo, para crear una estrategia digital que sea útil para tu empresa es absolutamente necesario diseñar una estrategia que incluya

  • Planificar y definir objetivos,
  • Crear contenido,
  • Seleccionar canales de interacción,
  • Medición de resultados y, si es necesario y nuestro presupuesto nos lo permite,
  • Contratación de recurso humanos para implementar nuestro plan de acción.

La estrategia puede acomodarse a muchos tipos empresas y tamaños de presupuesto, pero es ideal que su estructura de base incluya los puntos que hemos mencionado.

Esperamos que estos tips te sirvan para diseñar una estrategia más efectiva. Te deseamos éxito en tu negocio y adelante.

D.A.

Editado por José Melgar.