En Guatemala le decimos Choca a la moneda de 25 centavos. Hay una versión popular y una versión que casi nadie conoce. 

La versión que todos conocemos sobre la razón por la que a las monedas de 25 les decimos “choca” en Guatemala es así:

Concepción Ramirez, la mujer que participó como modelo para la moneda de 25 centavos, posó de perfil, por lo que sólo muestra un ojo, y por eso se dice que es tuerta o ciega.

En Guatemala se usa la palabra “choco” para describir a las personas con impedimento visual, y de allí que todos los guatemaltecos entendemos que “una choca” es una moneda de 25.

Esta explicación tiene lógica, es creíble. Muchos están de acuerdo con ella, incluso Prensa Libre menciona esta versión. Es la versión que heredamos ya sea de la casa o de lo que se dice en la calle.

Pero algo no cuadra. La moneda de un centavo también muestra a Fray Bartolomé de las Casas de perfil. ¿Por qué a las monedas de 1 centavo nunca se les ha dicho “chocos”.

Quiero invitarte a retar nuestras creencias y plantearte una versión que sólo pocos habían escuchado.

 

¿Inmigrantes en Guatemala? Si, europeos

Seguramente has oído esas historias sobre los inmigrantes europeos que en varias épocas llegaron a Guatemala. Quizás incluso tengas uno que otro ancestro que vino a dar a estas accidentadas tierras proveniente de las Europas.

Pues sí. Esas olas de inmigrantes están documentadas.

La Universidad Francisco Marroquín tiene un interesante artículo llamado Los hijos de Remo en el Trópico.

En él se explica que hacia finales del siglo XIX, Guatemala estaba polarizada (qué raro) entre dos movimientos políticos:

  • Conservadores y
  • Liberales

Y según este artículo de la UFM, un elemento importante en el pensamiento liberal era la exagerada admiración hacia lo extranjero, a tal punto que incluso se manejaba el concepto de que los guatemaltecos eran genéticamente inferiores a los habitantes de Norteamérica y Europa.

Para superar esta desventaja, varios gobiernos liberales de la época impulsaron leyes para incentivar la inmigración de familias europeas, ofreciéndoles tierras y beneficios económicos.

En resumen, los gobiernos de aquella época, querían que los ciudadanos europeos se establecieran en varias regiones remotas del país, para crear polos de desarrollo.

Empujados por las crisis o guerras en sus países, varias familias europeas se embarcaron hacia estas tierras tropicales.

Uno de los barcos que se aventuró a cruzar el Atlántico, traía a 340 inmigrantes italianos y austriacos, quienes fueron recibidos en tierras guatemaltecas.

 

inmigrantes italianos en Guatemala

 

Parece ser que una parte de los inmigrantes aprovechó el beneficio de recibir grandes extensiones de tierra, formando fincas de producción de café, cacao, etc.

Si bien algunos de ellos tenían conocimientos agrícolas, muchos de ellos buscaron establecerse en la Ciudad de Guatemala y empezar pequeños negocios.

Y hubieron familias que se desarrollaron en ambas actividades. Pero había un pequeño gran problema.

 

En Guatemala habían muy pocas monedas

A medida que las comunidades rurales se desarrollaban, y el comercio en la ciudad aumentaba, se hacía más escasa la moneda que circulaba.

En el país no se acuñaban tantas monedas ni se imprimían tantos billetes como para ir al ritmo del comercio de estos nuevos negocios de dueños europeos.

El sitio Monedas de Guatemala hace ver que la falta de una forma de pago física, ya sea en billete o en moneda metálica fue uno de los aspectos que afectó la economía del país en aquel entonces.

Para solucionar este problema, varias fincas y negocios optaron por acuñar sus propias monedas. 

Muy probablemente estas nuevas monedas no tenían un valor económico fuera de estas fincas, pero en aquella época, sirvieron para agilizar las transacciones.

 

Este es el posible origen de la palabra “Choca”

Hace algún tiempo me encontré una publicación impresa que sugería que el uso del apelativo Choca para las monedas de 25 centavos se originó del apellido de unos comerciantes Italianos, que acuñaron monedas para su finca y sus negocios en la Ciudad Capital.

No hay registro de sus nombres, pero encontré otro documento publicado por la Universidad Francisco Marroquín, llamado Fichas de Fincas y Misceláneas de Guatemala, escrito por el Ing. Alfredo Hermes Iriarte, en 1988.

Este documento contiene información de monedas de inicios del Siglo XX.  Entre muchas fincas y negocios, mencionan a los propietarios del negocio Jardín de Italia, ubicado en la 13 calle y 6a Av. de la zona 1.

Los apellidos de los propietarios (¿quizás primos?) era Gastano Ciocca y Ciocca Carissimi.

Este es un acercamiento a las monedas de la página de arriba.

Es posible que se trate de una sola persona, “Gastano Ciocca” pero al revisar en el sitio Ancestry.com, entendí que Gastano es apellido y no nombre.

Pero de cualquier forma, existe la posibilidad de que “Choca” no tenga que ver con la capacidad visual doña Concepción Ramirez, sino con el apellido italiano Ciocca.

Para terminar, te inivto a visitar el Traductor de Google y en el ícono de la bocina, 🔉 escuches cómo se pronuncia este apellido en italiano. Pruébalo en este link.

Interesante ¿No? Y con todo esto, lo que te planteo aquí es sólo una hipótesis. Es posible que la versión real sea la que todos conocemos.

Pero un ejercicio que fortalece nuestro razonamiento y nos hace más inteligentes, es retar las ideas y los conceptos que siempre hemos dado por verídicos.