Categorías
Blog Emprendimiento

5 Errores que Cometí al Hablar en Público

Hablar en Público es una gran oportunidad para seguir construyendo tu marca personal y expandir tu audiencia. Quiero compartirte 5 cosas que hice mal la primera vez que di una conferencia.

 

Hace unos meses tuve la oportunidad de participar como speaker en una conferencia de Emprende Guatemala, gremial de la Cámara de Industria. Fue una experiencia muy enriquecedora, porque cometí algunos errores que me dejaron lecciones muy valiosas que quiero compartir.

Por eso, aquí te comparto los 5 errores que debes evitar cuando hables en público:

 

Error 1: Llegar tarde

Para un organizador no hay nada más estresante que tener la incertidumbre de si el conferencista va a llegar a tiempo. Cuando me invitaron, me dijeron que me tocaba a las 6pm. Asumiendo que los demás conferencistas se iban a tardar, llegué a mitad del evento, pero el programa se corrió y tuve que entrar 5 minutos después de haber llegado.  Muy mala práctica, porque no tuve tiempo de escuchar el contexto del evento. Si te invitan, debes estar presente durante toda la actividad, para poder medir a la audiencia, y estar mejor preparado.

 

Error 2: Depender mucho de PowerPoint

Durante mi conferencia, mi laptop se quedó sin batería, y en vez de continuar con la plática, decidí hacer una pausa incómoda para buscar dónde conectaba el cable. Ya te imaginas. De esos momentos tensos que sólo a mí me pasan.

 

Por cierto, estoy muy agradecido con el primer conferencista, Juan Carlos Sasbin por haberme ayudado con esos problemas técnicos.

La ayuda audiovisual puede ser muy útil para explicar un tema, pero debes estar tan preparado que puedas explicar tu contenido aún sin PowerPoint. Esto implica ensayar, prepararte de tal manera que sepas de lo que vas a hablar de memoria.

No asumas que sabes. Prepárate para poder continuar en caso de que todo falle.

 

Error 3: Confiar en equipo “barato”

Un día antes de la conferencia, pasé a Office Depot a comprar uno de esos controles remotos para cambiar de diapositiva. Sólo habían dos marcas, Logitech y Targus. Me decidí por esta última por el precio.

Poor quality brands
Este control marca Targus es de mala calidad

Cuando lo destapé, el material era más bien plástico barato, los botones un poco desajustados, y lo peor de todo: me falló en plena conferencia. Definitivamente no recomiendo esa marca. Office Depot vende algunos electrónicos de buena calidad, pero también tiene unas marcas patito de calidad cuestionable.

La lección que me quedó: Cuando se trate de equipo de trabajo, más vale invertir en lo mejor que tu presupuesto te permita, que escoger una opción barata que te puede fallar en momentos críticos.

 

Error 4: No estar preparado para las preguntas

Afortunadamente los participantes estaban tan interesados en mi conferencia, que en varias ocasiones me interrumpieron para hacer preguntas.

Mi error fue, no prepararme para esas preguntas. Cada punto clave de tu plática puede originar dos o tres preguntas. Investiga, no menciones algo de lo que no estés seguro o de lo que no tengas fundamento sólido, porque de seguro la gente te va a preguntar.

 

Error 5: No estar preparado para el Networking

Después de cada conferencia, plática o taller, se da esa oportunidad para platicar con la gente, que son contactos valiosos, ya sea porque son clientes potenciales, o porque puede que ofrezcan algún servicio que tú necesites.

Hasta que terminó la conferencia, me dí cuenta que no llevaba tarjetas de presentación. Puede ser que pienses que las tarjetas de presentación ya quedaron en el olvido, pero en esa ocasión hablé con al menos 3 personas que me solicitaron mis datos de contacto y les tuve que escribir mi teléfono en un papelito. Muy mal. Las tarjetas de presentación son importantísimas en esas ocasiones.

 

Para terminar, la próxima vez que te toque hablar en público recuerda:

  • Llega temprano, participa de toda la actividad
  • Que tu presentación no dependa 100% de la tecnología
  • No pongas tu confianza en equipo barato.
  • Prepárate para la preguntas que tu audiencia podría tener
  • Prepárate para hacer networking después de tu participación.

Estas fueron algunas de las lecciones que me dió la vida en mi primera conferencia, y espero que te ayuden a prepararte mejor para tu próxima participación como speaker.

Hablar en público es una de las formas en que puedes catapultar tu marca personal. Es un reto al que le puedes sacar mucho provecho profesional si aprendes cómo hacerlo bien.

Por ultimo, quiero dejarte con un video de Michael Port, uno de los consultores de speakers más famosos de la actualidad:

https://www.youtube.com/watch?v=8MzItw9upzo

 

Categorías
Blog

Elevator Pitch: Cómo hablar de tu empresa en 2 minutos

¿Tienes problemas para explicar lo que haces? ¿Te gustaría saber qué decir cuando estas frente a un cliente potencial?  Tu elevator pitch es como tu una tarjeta de presentación. El que no la tiene, posiblemente se pierda la posibilidad de hacer negocios.

 

En estos días abundan los medios de comunicación y las redes sociales. Con tantos mensajes, nuestro cerebro ha ido aprendiendo a filtrar la información que nos inunda.

Y al menor indicio de que un elemento no es importante, “neeeext!” nuestro cerebro lo descarta.

En este sentido, los emprendedores y empresarios deben saber cómo presentar su empresa en menos de 5 minutos, de forma clara y que muestre a la gente por qué deberían escogerlos.

Si sabes cómo hablar de tu empresa en pocos minutos, evitarás pasar desapercibido.

 

¿Qué es el elevator pitch?

El elevator pitch es la frase que cuenta lo que haces, cómo puedes ayudar y el valor que aportas en un tiempo corto: lo que se tardaría el elevador en llegar al nivel de destino (¡tienes sólo segundos!).

Muchas redes sociales te permiten un espacio limitado para que describas cuál es tu misión en esta vida. Algunos lo usan para poner emoticons, pero tú lo puedes usar para iniciar una plática de negocio.

 

Cómo mejoré mi elevator pitch

Aunque mi elevator pitch ha cambiado en los últimos años, recuerdo que el primer intento de explicar lo que hacía era un poco enredado.

Hace tiempo, cuando trabajaba para FLAAR, la gente que me preguntaba a qué me dedicaba recibía esta respuesta:

“Trabajo escribiendo y diagramando reportes de impresoras inkjet de gran formato de tinta UV para materiales rígidos. Esos reportes se suben a uno de nuestros sitios, y la gente los puede comprar con una subscripción”.

Así explicaba qué hacía. Qué malo ¿no? Pocos me entendían y no describía claramente qué podía hacer y cómo les podría ayudar.

Poco a poco mi elevator pitch fue cambiando hacia algo más claro:

Soy diseñador gráfico y tengo mucha experiencia en impresoras. En mi trabajo escribo documentos en inglés. Así que, si necesitas un diseñador bilingüe, y si algún día necesitas un consejo de impresión, estoy para servirte”.

Michael Stelzner sugiere que el elevator pitch debe tener 3 cosas:

00– Quién eres
00– Qué haces y
00– Por qué eres bueno, mejor o diferente que los demás.

 

2 elementos claves para un buen elevator pitch

A lo largo del tiempo que llevo asesorando a emprendedores en temas de branding y marketing, me he dado cuenta que hay dos elementos importantes que todo pitch debe tener:

Ser breve: Elimina los detalles y tecnicismos que puedan dificultar tu presentación. En el elevator pitch no estás buscando impresionar con un montón de palabras técnicas sino explicar de forma puntual qué problema soluciona tu empresa.

Tus puntos de diferenciación: Ten claro qué te hace diferente. Escapa de lo obvio. Me encantó trabajar con una pareja de emprendedores en el negocio de los postres que tenían claro qué los hacía diferentes: hacían postres para gente que no puede comer gluten.

 

Laura Moratalla nos da unos valiosos tips de cómo armar un buen pitch:

https://www.youtube.com/watch?v=9GCVLHHNXts